3 obstáculos para vender ilustración

Convertir la ilustración en un producto y servicio rentable ha sido uno de mis mayores retos, sobre todo al principio cuando lo único que tenía era una colección de piezas sueltas y ni la más mínima idea de cómo promoverlas; fue hasta que decidí elevar el nivel y convertir mis ilustraciones en productos que mi trabajo tuvo realmente la oportunidad de ser algo digno de adquirirse.

3 obstaculos para vender ilustración by veronik ilustra

 

En el proceso para lograr hacer de mi ilustración un producto identifiqué tres cualidades que le hacían falta a mi trabajo lo que de cierto modo obstaculizaba mis ventas.

1.- La ilustración no era funcional

Ya sea que trabajes como marca ilustrada o tu trabajo aparezca en las editoriales, tomar en cuenta la funcionalidad de tu trabajo puede llevarte a tener una mayor aceptación.

Cuando se trata de vender la técnica y el tema pasan a un segundo plano y la funcionalidad adquiere protagonismo, en especial si vas comenzando. Es necesario darle una nueva dimensión a tu trabajo para ayudarle a posicionarse como una posibilidad útil en la mente de tus espectadores y la mejor manera de hacerlo (dentro de mi experiencia) es ponerlo en un objeto de uso común.

2.- La ilustración no hacía “Clic”

Si, tu sabes, me refiero a ese “yo no sé qué” que te hace identificarte con algo y desearlo hasta el cansancio. Es el proceso de reconocimiento que sucede en nuestro cerebro y nos permite encontrar en las cosas una parte de nosotros mismos, nuestro color favorito, el personaje que admirábamos, nuestra canción favorita….

Cuando uno de tus productos logra esto, no solo estas ganando un fiel seguidor de tu marca, sino que también le permites a tu espectador darse cuenta de que la ilustración es la herramienta perfecta para permitirles contar su propia historia.

3.- No dices que lo vendes.

Así de obvio como suena es un error muy común en los que comenzamos a vender ilustración. No es lo mismo decir “tengo stikers” que “hay una nueva colección de stikers en mi tienda” y definitivamente lo peor que puedes hacer es solo subir la foto de los stikers con el precio encima sin decirles de la manera más cortés “te invito a conocer mis productos” el hecho de tener un establecimiento, aunque solo sea de manera virtual, te permite establecerte como un profesional en el área y no solo alguien que dibuja o genera producto por entretenimiento. Sé muy bien por qué te lo digo (y ya me encuentro trabajando en ello o_~).

A ti ¿Qué te impide vender tu ilustración?

10 temas para dar a conocer tu ilustracion i

 

Ilustración que cuenta historias

 

Ilustración que cuenta historias by Veronik Ilustra

Hace ocho años cuando comencé a definir más mi estilo actual tuve uno de esos sueños que te dan ganas de tener un puerto usb pegado en la cabeza para mandar a imprimir; por desgracia hasta que esa tecnología no surja (y llegue al alcance de mi bolsillo) me he visto en la limitante de tiempo para poderla llevar a cabo, pero desde entonces esta “historia del medio mundo” me ha perseguido y conquistado; las ilustraciones que tengo a cerca de ellas son muchísimas aun cuando no todas las he publicado.

Te comento esto porque me ayudó a darme cuenta de que contar una historia con tus ilustraciones es una de las cosas que te permiten entrar en contacto con tus seguidores, al presentar varias escenas con los mismos personajes vas mostrando más partes de ti, más de tu propia visión del mundo y les permites a ellos adentrarse en una historia que los transporta, los transforma o les roba el corazón.

El hermoso arte de Chiara Bautista es muestra y testigo del poder de una historia o varias colecciones ilustradas (amo el modo en que cuenta sus historias que duelen un poco, pero duelen rico n_n).

Otro de los grandes que llegan lejos con este proceso es Jake Parker quien cada inktober recupera la historia del año anterior extendiendo sus mundos y agregando nuevos personajes.

Llevar a cabo un reto como este siempre es complicado, requiere estructura, un perfecto conocimiento de tus personajes, una historia épica y creativa pero sobre todo continuidad.

Una vez que logras dominar algo como esto la comercialización de una marca se vuelve algo sencillo (por la cantidad de productos que puedes ofrecer a cerca de algo que ya aman) y tu trabajo tiene mejores oportunidades de convertirse en una referencia en el área.

¿Tu ilustración alguna vez ha contado una historia? Si es así me encantaría encontrarla. 

Como elegir un buen tema para tu ilustración

Cuando comencé mi marca (se llamaba Bête Noire) abarcaba una temática muy personal, basada en mis pesadillas (de ahí el nombre) para mí parecía original, muy mío y me encantaba la idea. Lo que no había notado era que trabajar con algo tan específico y tan “original” era el equivalente a encerrarme sola en un cuarto chiquito y arrojar la llave.

Mi resumen de vistas en el blog durante ese periodo 0/1(el uno era mi mamá :P) .¿La razón? mi tema estaba equivocado.

Así que este post es con toda la intención de que no te suceda lo que a mi y puedas extender tu ilustración a más personas o_~.

como elegir un buen tema para tu ilustración y llegar mas lejos by veronik ilustra

 

Una de las cosas que más proyección aporta a nuestro trabajo, es el tema que elegimos para ilustrar; con base en ello podemos llegar a un número mayor de personas y a un público en específico.

El tema es la razón por la que te van a encontrar, así que al elegirlo debes pensar en palabras de uso común dentro de la cultura de las personas a quienes te quieres dirigir, sobre todo al momento de escribir tus etiquetas (hablaremos más a fondo de como etiquetar tus post luego, lo prometo o_~.)

En este momento lo importante es dar a conocer tu ilustración y por lo tanto el tema es primordial, ten en cuenta que el tema puede variar, no necesitas atarte a el para siempre, simplemente es necesario que sea continuo para que te encuentren con mayor facilidad.


Características que definen un buen tema de ilustración (y para qué)


1.- Que te guste ( para que no te sea pesado trabajar con el)

Es bueno que elijas un tema que te agrade y te apasione. Ten en cuenta que podrías dedicarte a ello por el resto de tus días o bueno, hasta que descubras algo nuevo y lo investigues; aquí es donde entra la versatilidad, tu capacidad de adaptarte a varios temas por el conocimiento que tengas a cerca de ellos. Así que a extender tu cultura general n_n.

2.- Que sea de interés (para que te encuentren)

¿A qué personas quieres llegar? ¿Qué cosas le interesan? Si  tu meta es trabajar como marca para niñas de 13 a 17 años entonces puedes ir por el lado de la moda, las frases de películas románticas, etc. si quisieras llegar a los videojuegos o a las chicas góticas de esa edad tu temática sería muy diferente. Investiga a tu público meta para que acercarte sea mucho más fácil.

3.- Que sea recurrente (para que regresen)

Recuerdas el ejercicio anterior de mi post cómo saber si tienes un estilo definido al igual que entonces todo se trata de la continuidad es gracias a ella que tu trabajo puede comenzar a tener proyección. Así que pregúntate: ¿Es tu tema algo recurrente? Es decir, ¿Puedes ilustrar a cerca de el muchísimas veces? o ¿Es algo que la gente acepta de manera natural y disfruta de encontrar?

Recuerda que sin importar que tu tema sea divertido, común, o sencillo la visión que tu trabajo le aporte es parte de lo que te va a definir, por lo tanto es importante que seas auténtico con lo que elijas, y lo hagas porque te gusta, no solo porque está de moda.


¿Quieres una breve lista de temas para empezar a llegar más lejos? entonces te invito a suscribirte y descargar gratis mi lista “10 temas para mejorar tu ilustración” en el siguiente link disfrútalo, y nos leemos pronto o_~.

Como saber si tienes un estilo definido

Hace una semana en el post 3 cosas importantes para vender ilustración citaba como algo primordial el estilo definido y algunas personas me comentaban que les era difícil encontrarlo, yo también pase por lo mismo y por ello te dejo aquí una guía pequeña para saber si ya lo tienes o que puedas definirlo o_~.

Cómo saber si tienes un estilo definido que te facilite vender ilustración by veronik ilustra

 

Si bien un estilo es algo que toma años en desarrollarse, siempre hay una tendencia natural en nuestro dibujo, es decir, surge sin esfuerzo; este estilo es fruto de nuestro aprendizaje y desarrollo durante toda nuestra vida, pero como su presencia es natural o común no solemos tomarlo en cuenta porque nuestra voz crítica interior nos dice que no es suficiente y debemos intentar otra cosa, así que cambiamos continuamente en lugar de pulir lo que ya tenemos.

Una pequeña ironía

En mi caso soy conocida por mis dibujos de carita redonda, piernas largas y pies grandotes pero mi estilo anterior (el que tuve toda la secundaria y el resto de mi vida) es el que me ha abierto las puertas a lugares en los que siempre quise estar. (puedes darle un vistazo aquí o en mi entrada inktober 2014 ).

Te cuento esto porque es un estilo que nunca consideré suficiente, ni siquiera bonito o llamativo pero que siempre estuvo ahí; el modo en que logré llevarlo a lo que es hoy comenzó sin que me diera cuenta y ahora que lo veo con detenimiento hay algunas cosas que me ayudaron a definirlo y hacerlo más mío así que aquí vamos:


Identifica y define tu estilo

descarga esta Hoja de Ejercicios para imprimir


Hay muchos elementos que conforman un estilo y no solamente son gráficos, también están los elementos del contexto y el cliente al que están dirigidos. Cuando tratamos de identificar o definir un estilo gráfico son solo 3 los que considero más relevantes.

1.- La estructura: 

Si, esa forma en la que tus personajes o elementos son representados. Si son estilizados o abstractos, si tienen estructura ósea o son figuras geométricas, si son más largos de lo normal, ¿Tienen algo que los defina o un elemento que aparezca de forma constante? por ejemplo, en mi caso, las manos y los pies tienen una estructura particular. 

La estructura es lo que te va a permitir llegar a un público en específico, tiene características que son imitables pero la combinación de elementos que realices es siempre única (a menos que estés calcando y eso no se vale u_u)

2.- La técnica:

¿Con qué técnica trabajas? Usas lápiz, o pastel, si garabateas durante horas con bolígrafo como yo o si trabajas en algún tipo especial de papel. Todos estos detalles ayudan a que tu trabajo se identifique y tus seguidores se familiarizan tanto con el que cuando ven algo similar piensan automáticamente en ti, esto se puede reafirmar por un uso de textura o un color en específico (y te sirve muchísimo si trabajas como marca).

3.- La temática:

Lo creas o no el tema que eliges para tus ilustraciones te lleva a un público definido, con esta elección puedes dar a conocer tu trabajo o enterrarlo para siempre.

El tema es algo que te define en la mente de tus seguidores y lo más importante: te permite conectar con ellos, en un nivel personal y no solo estético. Es en base a tu tema que las personas harán búsquedas en internet, llegarán a ti y volverán; así que elige e investiga bien n_n.

Es importante que todos los elementos anteriores los tomes en cuenta, los identifiques en tu trabajo y los anotes. Muchas veces no hacemos las cosas de manera consiente; eso es lo que nos impide identificar nuestra forma de trabajo y valorarlo. Revisa si te falta alguno piensa que hacer para integrarlo.

En la hoja de trabajo hay algunas herramientas para hacer listas, y definir detalles en tu estilo. También hay un último elemento que te ayudará llegar a mas personas de manera certera. Comparte tus resultados en los comentarios y dime ¿Qué es lo que define tu estilo?

3 Cosas Importantes para Vender Ilustración

Tal vez deba aclarar que aún después de 10 años ilustrando me sigo considerando una ilustradora en desarrollo y me encantará crecer contigo. Nunca antes había dado consejos sobre mi área de trabajo pero me encanta ayudar n_n.


Cuando comencé a ilustrar no pensé en comercializar mi trabajo, simplemente lo hice porque el dibujo para mi siempre (desde muy pequeña) fue un refugio; después poco a poco se fue convirtiendo en lo que es hoy, un sitio pequeño lleno de historias y cosas lindas para otros refugiados.

Ahora que puedo ver las cosas en retrospectiva me doy cuenta de que debí comenzar de un modo distinto. Si tú estas listo para dar el salto y comenzar a vender lo que haces (ya seas ilustrador o artesano) tal vez esta información te ayude a comenzar con el pie derecho.

 

3 cosas importantes para vender ilustracion by veronik ilustra

1.- Tu estilo:

Como ilustradora siempre abogo por la versatilidad, te permite tener un campo de acción mas amplio y en mi caso me gusta experimentar con mi estilo, pero en esta ocasión no se trata de crecer sino de iniciar.

Es bueno tener un estilo definido, en especial cuando estas comenzando, de este modo te vuelves fácil de identificar, ya sea por color, textura, técnica o incluso temática. Las personas comienzan a familiarizarse contigo. Además, trabajar con un estilo definido te lleva a perfeccionar tu trabajo.

Cuando tratas de vender ilustración o artesanía como tal todo depende del detalle y la calidad, entre mayor calidad para tu trabajo más profesionalismo reflejas, tener un estilo definido te lleva a ello.

Sé que como creativo esto puede resultar un poco aburrido pero ya tendrás tiempo de experimentar; en este momento lo que necesitas es darte a conocer y si haces de todo al mismo tiempo nadie podrá identificarte.

Así que define tu técnica, estilo, color y trabaja siempre a detalle.

2.- Tu Público:

Cuando trabajo en alguna ilustración casi siempre lo hago por gusto más que otra cosa, si a ti te pasa lo mismo debo decirte que estamos olvidando algo importante:

¿A quién se lo vamos a vender?

Cuando me hice esta pregunta la primera vez, me di cuenta de que encontrar una persona que no solo admirara mi trabajo, sino que también lo quisiera adquirir era el equivalente a buscar un alma gemela; sería titánico.

La ilustración a diferencia del arte tiene un uso comercial, está hecha para reproducirse en grandes cantidades (en el caso del trabajo en editoriales), ediciones limitadas (en el caso de las marcas) y solo en algunos muy extraños casos se hacen piezas únicas que no serán reproducidas. Otro detalle dentro de la ilustración es que se apega más al gusto de tu cliente que al tuyo. (Espero pronto ahondar un poco sobre la diferencia entre dibujo, ilustración y arte, así que no te pierdas o_~).

Para responder a la pregunta ¿A quién venderle? es importante tomar en cuenta las características de tu ilustración y ver a que público o producto se adapta; entre más específicos mejor.

Un pequeño ejercicio de visualización

¿En dónde crees que luce mejor tu ilustración?

Si es en productos como tazas, playeras, cuadernos, etc… Tu mejor opción es trabajar como marca. Los beneficios de esto es que puedes diseñar a tu antojo, contar tus propias historias, y vender a un público más general, teniendo en cuenta que si lo haces bien podrías llegar al nivel de Charuca, Florula o Distroller y posteriormente avanzar a proyectos mas personalizados.

Desgraciadamente aún no hay formula mágica para hacerlo de un día a otro pero espero podamos generarla en algún momento o al menos ir paso a pasito juntos o_~.

Si por el contrario tu ilustración se adapta al medio publicitario, a editoriales, o los complementos de branding tu público es diferente y tu estilo debe ser aún más pulido y versátil.

El camino para darte a conocer en este medio es un poco complicado. Pero los proyectos se pagan en cantidades grandes y pueden tener mejor difusión.

3.- Como venderlo:

La última de estas 3 cosas importantes para vender ilustración depende de las dos anteriores: tu estilo y a quien vas dirigido. Una vez que conoces esas dos partes puedes planear tu producto.

En el caso de quienes trabajan como marca lo más importante es la calidad (no quieres que la calidad de la playera o cerámica haga menos tu trabajo) puedes buscar entre las diferentes técnicas de impresión y lugares especializados para la producción de tus piezas y moverte en expos, mercadillos, otras tiendas, o gracias a la tecnología, en internet, para hacer tus ventas.

En el caso de la ilustración por proyectos el proceso es más lento. Puedes comenzar por apoyar empresas publicitarias, de diseño o incluso arquitectónicas dependiendo de las técnicas y programas que domines. Antes de comenzar a moverte libremente requieres experiencia que te respalde y estos sitios son un lugar excelente para conseguirla. 

Aquí lo más importante es darte a conocer, así que genera un portafolio que conquiste y demuestre el alcance y la versatilidad de tu trabajo, has lazos con otras empresas, promuévete dentro de las publicaciones de tu ciudad o estado y comienza a decir “¡Aquí estoy!”.


Espero que este post te ayude en tus inicios y que sea el primero de muchos n_n.

No olvides dejarme un comentario y dime hacia dónde te lleva tu ilustración.